5 razones por las que tu Body Battery dice que te estás quedando sin batería

Escrito por Riikka Lamminen, administradora de contenido de Firstbeat

Cuanto más usamos el teléfono, más rápido se agota la batería. Nuestros cuerpos funcionan de la misma forma. Llevar una vida activa y estresante nos deja sin energía más rápido.

Nuestro monitor de energía Body Battery™, que incorpora el motor de análisis de Firstbeat, te mantiene informado de la cantidad de energía restante. Gracias a sus funciones de monitorización, podrás establecer una conexión entre el estrés, la recuperación, el sueño y la actividad física. Cuanto mayor sea el número (0-100), mejor será tu rendimiento a la hora de centrarte en cualquier desafío, hacerle frente o recuperarte.

Los periodos de recuperación y reposo recargan el indicador de energía de Body Battery, mientras que la actividad física y el estrés, ya sea negativo o positivo, reducen tu rendimiento y te dejan sin energía.

La tecnología de Body Battery se basa en la capacidad de Firstbeat para interpretar los cambios en tu frecuencia cardiaca a fin de identificar interacciones entre las ramas simpática (señales de lucha o huida) y parasimpática (señales de descanso y digestión) de tu sistema nervioso autónomo.

Gracias a Body Battery, podrás saber cómo responde tu cuerpo a los desafíos del día a día al combinar la influencia del estrés y los periodos de descanso y recuperación con el impacto fisiológico de las actividades físicas.

El cuerpo necesita acción

Tu teléfono está hecho para que lo utilices. El hecho de no querer usarlo para así prolongar la vida útil de la batería carece de sentido. Lo mismo ocurre con el cuerpo. Está diseñado para tener un cierto nivel de actividad, tanto la tensión mental como la física son necesarias. Pero con un límite.

El hecho de querer llevar un estilo de vida saludable no significa mantener lleno el indicador de energía de Body Battery en todo momento. Debe agotarse poco a poco a lo largo del día.

Una vez hayas descansado lo suficiente, aprovecha cualquier oportunidad y realiza tareas o actividades exigentes. Utiliza esa energía para hacer lo que planifiques con decisión. Descansa correctamente para recuperar tu energía durante la noche.

Obviamente, no todos tenemos las mismas responsabilidades, trabajos o intereses, y nuestros recursos mentales y físicos son limitados. El monitor de energía Body Battery te ayuda a identificar los puntos de presión, realiza pequeños cambios para optimizar tu rendimiento y orienta tu atención hacia lo que importa.

Cinco razones por las que puedes quedarte sin energía

No hay nada de malo en quedarse sin energía de vez en cuando, sobre todo cuando entiendes por qué ocurre. Sin embargo, si ocurre frecuentemente, quizás sea el momento de hacer algunos cambios en tu estilo de vida o tus rutinas diarias. Aquí tienes cinco aspectos que deberías tener en cuenta.

1. Rutinas diarias demasiado intensas: el nivel de estrés general es muy importante. Si realizas una sesión de entrenamiento de alta intensidad justo después de un duro día de trabajo o de tener que correr para recoger a tus hijos, te quedarás sin energía antes de que sea de noche. No obstante, no te olvides de que otras actividades más placenteras pueden producir el mismo efecto. Jugar con tus hijos o ir a un concierto de rock son actividades estupendas, pero también resultan agotadoras.

2. Un descanso inadecuado: dormir correctamente es la mejor forma de recargar al máximo el indicador de energía de Body Battery. No es lo mismo despertarse con un nivel de 90 que con uno de 60. Es algo que se aprecia conforme avanza el día. Mejorar tu rutina de sueño y preocuparte por dormir mejor, puede tener un efecto significativo en el indicador de energía de Body Battery.

3. Una condición física inadecuada: cuanto mejor sea tu forma física, mayor será el estrés que podrás soportar. Como medida característica de la condición cardiorrespiratoria, tu VO2 máximo es el factor principal a tener en cuenta. Cuando estás en forma, andar a paso ligero tiene un impacto mínimo en tu nivel de energía, pero cuando no lo estás, el nivel de energía puede descender enormemente. Por lo tanto, cuanto mayor sea tu nivel de VO2 máximo,, más actividades físicas podrás soportar sin acabar agotado.

Lo mismo ocurre con la fatiga mental. Una mejor condición cardiorrespiratoria va asociada a una mejor capacidad para lidiar con el estrés y reducir los síntomas de agotamiento (Gerber et al., 2013). Asimismo, las personas con mejor condición física experimentan menos estrés durante sus horas de trabajo y descansan mejor por la noche (Teisala et al., 2014).

Por lo tanto, aunque el ejercicio reduzca temporalmente el indicador de Body Battery, si realizas entrenos de forma constante y apropiada, mejorarás tu nivel de energía a la larga.

4. Consumo de alcohol: el alcohol es un gran factor estresante en el cuerpo. El estrés que se produce al metabolizar el alcohol agota más rápido el indicador de energía de Body Battery y afecta a la calidad reparadora del sueño, por lo tardarás más en recuperarte. Un estudio reciente demuestra que incluso una sola copa puede tener un impacto negativo en el sueño (Pietilä et al., 2018). Evitar el alcohol es una manera sencilla de mejorar tu capacidad para recuperar energía durante la noche.

5. Cada persona es única: cada persona lidia de forma distinta con los niveles de estrés, así como con aquellas actividades y situaciones que resultan estresantes. Si comparamos los indicadores de energía de Body Battery de dos personas al final del día, observaremos que los niveles no son idénticos. Del mismo modo, conducir puede resultar estresante para ciertas personas, lo que reduce sus niveles de Body Battery, pero para otras, puede ser un momento relajante y producir un efecto opuesto.

Gracias al monitor de energía Body Battery™, podrás analizar tu nivel de energía, contextualizar aspectos como el estrés y el descanso, y mejorar tus periodos de sueño, trabajo y entreno.