Skip navigation links
TECNOLOGÍA GARMIN

FILTRAR POR CATEGORÍA

Ciencias de la salud
Control del estrés

Control del estrés

El estrés es la respuesta natural del cuerpo a las dificultades que se presentan en la vida y en el entorno. Se trata de un estado fisiológico elevado que te prepara para reaccionar rápidamente ante lo que ocurra a continuación. El control del estrés durante todo el día con un smartwatch de Garmin se basa en un conocimiento bien establecido y científicamente validado del sistema nervioso autónomo (SNA).1

El motor de Firstbeat Analytics calcula los niveles de estrés (de 0 a 100), principalmente mediante la combinación de datos de frecuencia cardiaca y su variabilidad. Estos datos los registra el sensor óptico de frecuencia cardiaca situado en la parte posterior del dispositivo.

El SNA, que se divide en los sistemas simpático y parasimpático, regula los sistemas fisiológicos para adaptarse a las demandas esperadas en función de la situación actual. El sistema simpático domina todo lo relacionado con la activación del organismo. El pulso se acelera, los vasos sanguíneos se dilatan, la digestión se interrumpe y la adrenalina fluye. Esto se conoce también como la reacción de lucha o huida. En los momentos de más tranquilidad, quien domina es el sistema parasimpático y el cuerpo entra en lo que se conoce como modo de descanso y digestión. Es entonces cuando el cuerpo se repara y repone los recursos agotados durante momentos de mayor agitación.

El sueño es una oportunidad especialmente importante para que el cuerpo se recupere y, como es de esperar, el componente parasimpático del SNA suele ser el más activo mientras dormimos.

El dispositivo Garmin no mide los niveles de estrés durante la actividad física, ya que la tensión de la actividad física en sí puede considerarse estresante. El impacto de la actividad física se mide y se comprende mejor de otras maneras. Hablar en público y subir corriendo un tramo de escaleras pueden acelerar el ritmo cardiaco, pero las razones subyacentes son fundamentalmente diferentes en ambos casos.

Utiliza el dispositivo con regularidad para obtener datos más personalizados

Los parámetros fisiológicos y la respuesta del cuerpo a los factores estresantes son únicos en cada individuo. En consecuencia, los análisis utilizados para controlar tus niveles de estrés están diseñados para reconocer tu situación personal y adaptarse a ella. Puedes mejorar la calidad de la información obtenida si llevas puesto el dispositivo tanto tiempo como sea posible, especialmente mientras duermes, que es cuando los niveles de estrés suelen ser más bajos. Esto ayuda a comprender mejor la gama completa de estados de estrés y relajación que experimentas.

Llevar el dispositivo de forma intermitente también proporciona información sobre los niveles de estrés, pero los detalles y los niveles precisos podrían ser menos personalizados que si se utiliza de forma más continua.

Encontrar sentido a los datos del control del estrés durante todo el día

Tus datos de estrés revelan los estados fisiológicos por los que atraviesas a lo largo del día. Se corresponden con la actividad que se produce dentro de tu SNA, ya que funciona en segundo plano para regular las respuestas de tu organismo.

Puedes configurar ciertos dispositivos Garmin para que te avisen cuando tu nivel de estrés sea inusualmente alto. La alerta te anima a relajarte durante un momento, y el dispositivo te pedirá que comiences un ejercicio de respiración guiado con el temporizador de respiración para relajarse.

El gráfico de estrés de tu dispositivo o de la aplicación Garmin Connect™ mostrará barras de color naranja si tu nivel de estrés es superior a 25. Por debajo de 25, las barras del gráfico serán de color azul. Este contraste es la clave para identificar estados de estrés y relajación.

Alrededor del nivel 25, la actividad de los sistemas simpático (estrés: lucha o huida) y parasimpático (recuperación: descanso y digestión) del SNA es prácticamente la misma. En niveles más altos (de 25 a 100), domina la actividad simpática, que te prepara para la acción. Los niveles menores (de 0 a 25) indican que el sistema parasimpático es el más activo de los dos.

Lo que los datos de estrés no indican es por qué ocurren estos diferentes estados, de ahí la importancia de ser más conscientes de los factores estresantes que nos rodean y de cómo nuestro cuerpo responde ante ellos. Así es como puedes sacar el máximo partido a los datos de estrés que recopila tu dispositivo Garmin y trabajar para identificar estrategias eficaces de gestión del estrés.

Por ejemplo, unos niveles elevados de estrés pueden deberse a la presión en el trabajo, a la fobia social o a algo tan simple como cruzarse con un conductor agresivo en la carretera. También podrían ser el resultado de situaciones felices, como la emoción ante un nuevo trabajo, los nervios de una primera cita o la tensión de un deportista el día de una competición importante. Ten en cuenta que el exceso de ejercicio, el consumo de estimulantes, una mala alimentación y estar enfermo también pueden generar niveles de estrés más altos de lo habitual.

Independientemente de cuál sea la causa del estrés, la clave para tener un estilo de vida saludable y equilibrado es compensar los momentos de agotamiento con otros de relajación y con suficientes horas de sueño de calidad.

Control del estrés en la aplicación móvil

1Firstbeat Analytics, "Stress and Recovery Analysis Method Based on 24-hr Heart Rate Variability," Jyväskylä, Finlandia, 2015.