Trail Running: Lo que necesitas para empezar

Por Mirna Valerio

Correr es la forma que prefiero para moverme en un sendero. Puedo llegar a ver un poco más, el movimiento se siente perfecto para mi cuerpo y puedo conectar conmigo misma, con los árboles, el cielo, el suelo debajo de mí y los animales a mi alrededor.

No hay reglas exactas ni rápidas para comenzar con el Trail Running, pero puedo compartir mi experiencia personal: me parece importante detenerme ocasionalmente para absorberlo todo: las vistas, los sonidos… todo. Me aseguro de disfrutar lo que estoy haciendo, incluso si aquello resulta desafiante, y me detengo y miro la belleza que me rodea.

El trail running es lo que haces con él. Si anhelas correr rápido y a galope entre los árboles, lo más probable es que puedas hacerlo. Si estás buscando una experiencia más meditativa, también puedes obtenerla. Si estás entrenando para una carrera o simplemente explorando un nuevo espacio, el trail running también te dará eso.

¿Está buscando comenzar un nuevo hábito de trail running o revivir uno que ha estado inactivo durante mucho tiempo? Aquí hay algunas sugerencias para ayudarte a comenzar:

Encuentra un sendero

Un sendero no tiene que ser muy difícil o técnico para considerarse como tal: puedes elegir un camino de tierra o de ceniza triturada, un sendero serpenteante en el bosque o algo con muchas rocas, pedruscos, ramas bajas y colinas. Un sendero es un paseo, ¡así que elige tu paseo y ve!

Usa calzado de trail running

Necesitarás unas buenas zapatillas para tu experiencia de trail running. Dependiendo de la forma de tu pie, tu forma de andar y el tipo de sendero en el que te encuentres, te recomiendo que acudas a una tienda de atletismo para asegurarte de que tus zapatos no estén demasiado apretados o demasiado sueltos, y que estés obteniendo un zapato que está diseñado para tu tipo de sendero. Por ejemplo, no necesitarás zapatos con agarre en un camino de tierra bastante nivelado, pero podría ser ventajoso tenerlos en un camino rocoso o fangoso.

Usa vestimenta adecuada

La ropa de trail y road running son bastante similares, por lo que encontrarás que puedes usar la misma vestimenta en ambos tipos de carreras. Sin embargo, es posible que pases más tiempo en los senderos porque te moverás un poco más lento. Una chaqueta impermeable (o resistente al agua, como mínimo) y una capa base adicional (me encantan las cremalleras de lana técnica para los días fríos de invierno) te ayudarán en gran medida a protegerte y mantenerte abrigado. Unos buenos calcetines técnicos son imprescindibles. Prefiero los calcetines de lana técnica que no causen rozaduras y mantengan la temperatura del pie regulada.

Aliméntate e hidrátate

Si estás en el sendero durante más de unas pocas millas, es probable que necesites algunas calorías para ayudar a impulsar tu exploración. Me encanta la comida que se digiere fácil y rápidamente y que tiene gran aporte calórico. También necesitarás hidratación: prueba con un chaleco o mochila que te permita llevar agua y electrolitos en tu espalda o una botella de mano para excursiones más cortas.

Accesorios

Sé que a mucha gente le gusta correr por senderos sin usar la tecnología, pero lo veo como algo que mejora tu experiencia. Me encanta ver cuántos kilómetros he recorrido (¡o no!), qué nivel de elevación he logrado, mi frecuencia cardíaca, cómo va mi entrenamiento, un mapa topográfico de dónde estoy corriendo y muchos otros elementos de mi recorrido como la trayectoria de mi carrera. Por este motivo, utilizo mi Garmin fēnix® 6 Sapphire o el fēnix® 6 Pro Solar para realizar un seguimiento de todos mis datos de entrenamiento. Si voy a estar en el campo, llevaré mi Garmin inReach® para asegurarme de no acabar en una situación peligrosa. Me ayuda a localizarme si me pierdo o me lesiono, y es una medida adicional de seguridad en mi exploración y trabajo al aire libre.

¡Espero que este blog te anime a probar el trail running! Es una increíble manera de moverte por el mundo con tus propios pies, rodeado de la abundancia de lo que la naturaleza tiene para ofrecer.

¡Únete a mi!