Recate en una tormenta de nieve, con inReach

Guy Gagnon se encontraba en el noroeste del Maine, cerca de la frontera con Canadá, y salió a probar su nueva moto de nieve para el primer viaje de la temporada. No planeaba ir muy lejos y no creía que tuviera problemas. Los tuvo. Compartió su historia con Garmin.

Había salido a unos 32 km del refugio hacia la frontera. En el camino de regreso, terminé atrapado en un canal de agua bastante profundo, con una altura de más de un metro en ambos lados. La moto de nieve acabó totalmente atrapada en él. Más tarde me di cuenta de que estaba a 22 km del refugio en ese momento. El área está básicamente fuera de la red, con una cobertura de telefonía móvil de una sola barra extremadamente irregular, y eso en el mejor de los casos, cuando el sendero se acerca a la Ruta 27.

Estaba a punto de anochecer y la nieve empezó a caer de forma bastante pesada. No pude sacar la moto de nieve del canal, así que llamé por teléfono móvil al dueño del refugio. Mientras intentaba describir mi ubicación, recordé que tenía mi inReach. Le dije al propietario del refugio que le enviaría un mensaje inReach y que, así, tendría mis coordenadas exactas. Justo cuando estaba tratando de describir mejor mi ubicación, se me cayó el teléfono celular en el canal, justo mientras estaba proporcionando mi ubicación. No estaba seguro de si podía escucharme, y no sabía si me había entendido cuando le dije que buscara el mensaje de inReach.

Sin saber si el dueño del albergue había realmente escuchado lo que le había dicho, decidí comenzar a caminar. La nieve caía con mucha fuerza y ​​no podía ver muy lejos delante de mí. Estaba oscuro, pero sabía que estaba en el camino y pensé que si seguía caminando, finalmente lograría regresar al refugio.

En aquel momento, había 20 cm de nieve recién caída, en un sendero que ya estaba cubierto de nieve. Estaba exhausto después de caminar por 5 o 6 km. Luego vi una luz tenue y escuché un sonido débil: el trineo del dueño del refugio.

Al final, cayeron 5 cm más de nieve aquella noche. Si el propietario no hubiera obtenido las coordenadas de inReach y no hubiera venido a buscarme, me habría resultado muy difícil caminar 22 km con botas pesadas y la equipación para conducir la moto de nieve. Probablemente podría haber hecho la caminata o incluso haber sobrevivido esa noche afuera, pero no hubiera sido agradable.

Esencialmente, el dispositivo de comunicación por satélite inReach me salvó esa noche. Desde ese incidente, he permanecido suscrito a inReach.

AVISO: Para acceder a la red satelital de Iridium para el seguimiento y mensajería en tiempo real, incluidos los mensajes de emergencia SOS, se requiere una suscripción satelital activa. Algunas jurisdicciones regulan o prohíben el uso de dispositivos de comunicación por satélite. Es responsabilidad del usuario conocer y seguir todas las leyes aplicables en las jurisdicciones donde se pretende utilizar el dispositivo.