Las siete dimensiones del bienestar o cómo aumentar tu bienestar general

Muchos consideran que el bienestar es un acto de equilibrio entre la salud mental y la física. Estos dos aspectos son realmente importantes, pero otros factores entran en juego; hay exactamente otros cinco. Tu bienestar depende de siete conceptos que combinan e impactan tu calidad de vida. A pesar de que estos  números pueden ser intimidantes, ya los conoces bien: simplemente aún no los has mirado desde esta perspectiva holística.

Bienestar físico

“Tienes que moverte todos los días.” Todos hemos oído este consejo miles de veces. Aunque el movimiento es parte del bienestar físico, es sólo un componente de él. Comer alimentos de calidad puede cambiar radicalmente tu condición y el buen funcionamiento de tu cuerpo. Tómate el tiempo para conocerte bien: serás capaz de identificar cuándo funciona mejor y sabrás qué hacer en caso de inconvenientes. 

Emocional

Nos encanta la idea de que las emociones se utilizan para hacernos sentir. El bienestar emocional es exactamente eso: aceptar tus emociones por lo que son y darte el espacio necesario para vivirlas. Sintoniza sus pensamientos y deja que se expresen. Ten en cuenta que, de todas las dimensiones del bienestar, es lo emocional lo que requiere el más alto grado de autoconocimiento y autoaceptación.

Bienestar

El bienestar social es una cuestión de autoestima y respeto por los demás cuando te involucras en una relación. Construir vínculos significativos, apoyarse mutuamente y comunicarse abiertamente es clave. 

Bienestar intelectual

Cuando todo se vuelve aburrido en la vida de alguien, la persona misma se vuelve aburrida. Desarrollar nuevas habilidades, encontrar nuevos retos, embarcarse en un nuevo hobby para diversificar sus experiencias son algunas de las decisiones que se pueden tomar para que esto no pase. En resumen, nunca pierdas el deseo de aprender, hacer preguntas y tratar de entender lo desconocido.

Bienestar espiritual

Esta dimensión es diferente en función de la persona. El bienestar espiritual consiste en dar propósito y significado a la vida. Depende de ti saber qué forma tomará este tipo de bienestar. Algunos lo hacen a través de la meditación o la inmersión en la naturaleza. No importa cómo: tener una base de valores puede ayudarte a orientarte en la vida.

Bienestar ambiental

¿Qué seríamos sin la Madre Naturaleza? Esta dimensión del bienestar nos insta a permanecer conscientes de nuestro impacto en la Tierra. Trabajar para preservar la armonía y minimizar el daño es el desafío de este aspecto del bienestar. Trata de conservar los recursos, presta atención a su consumo y recicla.

Bienestar profesional

Esta dimensión se centra en el cumplimiento en el trabajo, al tiempo que requiere límites saludables entre las responsabilidades de la vida personal y la profesional. Encontrar el equilibrio entre el trabajo y la vida privada no es fácil y con la situación actual, puede que se haya hecho todavía un poco más complicado. La idea subyacente es, en el trabajo, intenta contribuir a algo que sea valioso para la persona que eres y para la persona a la que aspiras a ser.