¿Cuándo es conveniente renovar las zapatillas de running? | Garmin

Factores clave al renovar las zapatillas de running

El título de este artículo es una de las preguntas que siempre ronda en las cabezas de los corredores. Existen muchos síntomas que sirven de referencia para decidir el momento perfecto para renovar las zapatillas de running.

Hay que recalcar, que trataremos de hacer una estimación en base a una serie de señales que podremos observar y sentir fácilmente.

Spoiler: No existe la fórmula exacta para determinar la vida útil de la zapatilla. Pero vamos a darte algunas pistas que te servirán de ayuda para disfrutar de tu deporte favorito al 100%.

Puntos a tener en cuenta:

  • El peso : Cuanto mayor sea el peso, más presión estaremos ejerciendo sobre la mediasuela. Una falta de amortiguación puede derivar en riesgo de lesiones, por lo que este factor es vital para determinar cuando debemos renovar nuestra zapatilla.
  • Terreno de uso: Obviamente la dureza de las distintas superficies (asfalto, tierra, carril bici, etc.…) condiciona el desgaste de la suela en gran medida. Las personas que entrenen en asfalto o carril bici, sufrirán un deterioro mayor sobre las que realizan sus carreras en parques o zonas de tierra.
  • Tipo de entrenamiento: No todo el mundo puede tener un modelo para cada cosa, pero es cierto que si tienes una zapatilla para los días de largas distancias y otro lo dejas para los ejercicios más intensos, aumentarás la vida de ambos y el rendimiento de los entrenamientos.
  • Días de uso por semana: Hacer uso de la zapatilla en días consecutivos es más perjudicial que realizar el mismo número de kilómetros en una sola salida. La zapatilla necesita un tiempo de reposo para recuperar su elasticidad y compresión.
  • La suela: Cuando ya has desgastado mucho la zona del talón y se empieza a desgastar la mediasuela de la zapatilla. Si notas que ya no existe un agarre coherente, esto puede ser un indicativo de deterioro para ir pensando en renovar tus zapatillas.

  • Dinámica de carrera: En Garmin te ayudamos a correr de una manera más eficaz. Tu cadencia, oscilación vertical, tiempo de contacto con el suelo o la longitud de la zancada entre otros es información que puedes consultar más tarde gracias al Running Dynamics Pod.

Conclusión

No dudes en comprobar la suela de tus zapatillas con frecuencia. Si están visiblemente deterioradas, es hora de cambiarlas. En otras ocasiones el deterioro no es visible, y tus articulaciones pueden sentir que la amortiguación no es ya la adecuada. No todas las zapatillas duran lo mismo, tu y tus sensaciones en el entrenamiento, serán los encargados de decidir si ha llegado de buscar un nuevo compañero de batallas. 🏃🏻‍♂️👟

Share.