Coordinación en el rescate de un perro herido en la montaña

Las aventuras al aire libre no son algo nuevo para Kinga Philipps. De hecho, son su vida. Esta escritora, productora y periodista televisiva se ha pasado los últimos 20 años viajando por el mundo y practicando deportes como la inmersión, la pesca submarina, el surf, la natación con tiburones, el kitesurf, el puenting, el buceo libre y el ciclismo de montaña, por mencionar algunos.

Sin embargo, el día en que Philipps necesitó un dispositivo de comunicación por satélite inReach® , no fue para ella, sino para Lusha, su perra.

El accidente tuvo lugar el segundo día de una excursión a mochila de tres días de duración relativamente sencilla. Lusha, una perro atlética y llena de energía que está acostumbrada a acompañar a Philipps en sus excursiones a pie, estaba saltando por las piedras de unas aguas termales cuando, sin que Philipps se diera cuenta, se hizo un corte en el pie. Unas horas más tarde, Lusha empezó a cojear. Philipps examinó sus almohadillas y encontró un corte en una de ellas.

Puesto que llevar a cuestas a un perro de 36 kg no era una opción viable, Philipps vendó la pata de Lusha para intentar que llegara lo más cerca posible del final del camino. Pero Lusha no tardó mucho en tumbarse y negarse a seguir andando. Como consecuencia de la compensación al caminar, estaba empezando a sufrir laceración en las almohadillas de las otras patas.

Fue entonces cuando Philipps se dio cuenta de que necesitaba ayuda. Lusha no sería capaz de continuar y todavía estaban muy adentro en la montaña.

Philipps fue a toda prisa hasta un área de acampada cercana donde encontró a dos monitores y un grupo de niños de un colegio local. Agarraron un trozo de lona, la siguieron hasta donde estaba Lusha y la llevaron hasta el campamento. Una vez ahí, uno de los monitores fue a por su dispositivo inReach y se ofreció a coordinar un rescate.

“Estaba enormemente agradecida, ya que la alternativa era dejar a Lusha, caminar otros ocho kilómetros e ir en coche hasta Ojai, donde había cobertura y podría pedir ayuda”, explicó Philipps. “Bo envió un mensaje a mis amigos, que se pusieron en contacto con el departamento del sheriff de Ojai y el equipo de voluntarios de búsqueda y rescate (SAR) de Ojai”.

Al día siguiente llegó el equipo de voluntarios de búsqueda y rescate con una camilla con ruedas todoterreno, listos para ayudar a transportar a Lusha a un lugar seguro.

“Fue la clave para que la ayuda llegara de forma rápida y eficaz”, afirmó Philipps. “Ahora soy una fan incondicional del inReach y se lo recomiendo a todos mis amigos mochileros”.

Incluso para alguien con mucha experiencia en gestionar situaciones de riesgo, un pequeño incidente puede convertirse en un gran problema cuando no se dispone de un medio de comunicación. Cualquiera puede tener un problema, tú, un componente de tu equipo, un desconocido o incluso un perro.

AVISO: Para acceder a la red satélite Iridium para enviar mensajes y llevar un seguimiento en tiempo real, incluidas las funcionalidades SOS, se requiere una suscripción activa a servicios por satélite. En algunas jurisdicciones se regula o prohíbe el uso de los dispositivos de comunicación por satélite. Es responsabilidad del usuario conocer y cumplir todas las leyes aplicables en las jurisdicciones donde tiene intención de usar el dispositivo.