Calas en la bici: ventajas e inconvenientes

112
Muchos ciclistas utilizan calas desde hace años, pues es un complemento de gran utilidad, sobre todo para ciclismo de montaña. Se suele llamar calas a la combinación de pedales automáticos y lengüeta o cala de la zapatilla. Los pedales automáticos se enganchan a la zapatilla a través de cala y esto sirve para que el pedaleo sea más eficiente y mantengas una posición adecuada. Si todavía no te has atrevido a probarlo, te exponemos las ventajas e inconvenientes que tienen, para que puedas elegir conscientemente.

Ventajas

11Son muchos los beneficios que se pueden conseguir con los pedales automáticos. El primero es que, al ir enganchado a la bicicleta, te sentirás más seguro y sujeto, por lo que te facilitará el pedaleo. Llevar los pies sujetos al pedal nos permite aprovechar todo el recorrido de los mismos, produce menos dolor en los pies y una mayor efectividad en los entrenamientos.

También cabe destacar que el enganche permite que cada pedaleo sea más eficaz con menos esfuerzo y, a la vez, ir más rápido. Por otro lado, a la hora de montar en bici es muy importante la posición del pie, lo que evitará posibles lesiones, y las calas nos ayudan a mantener una posición correcta y evitar malos hábitos.

Inconvenientes

Debes tener en cuenta que, para sacar la zapatilla del pedal, hay que girar el tobillo hacia fuera. Esto puede ser complicado al principio, por lo que podrías sufrir algunas caídas, especialmente en subidas y bajadas.

Requiere aprendizaje y se aconseja aflojarlos bastante al principio, y tener cuidado con la colocación, pues una mala posición puede ocasionar lesiones. Además, hay que equiparse con un calzado específico, para poner la cala de sujeción. Aunque los pedales no requieran de mucho mantenimiento, sí que debemos prestar atención y comprobar las calas y el pedal, y engrasarlo si fuese necesario.

111Como hemos visto, las calas tienen beneficios e inconvenientes, sin embargo no puedes juzgarlas hasta probarlas. Puede ayudarte mucho en los entrenamientos, pero si no te adaptas siempre puedes dejar la bici como estaba.

Cf-lg
En Garmin, también tenemos algo que te ayudará en tus sesiones de ciclismo, el Vector™ 3. Se trata de un medidor de potencia que se instala como cualquier pedal y es muy sencillo de cambiar de bici. Con este dispositivo podrás medir, además, el equilibrio, la cadencia y las dinámicas de ciclismo. ¡Ahora ya sabes cómo mejorar tus sesiones de entrenamiento!

Share.