España | Spain
Skip navigation links

4 formas de monitorizar tu ritmo cardiaco

Controlar tu frecuencia cardíaca de forma regular es una buena idea para controlar tu entrenamiento. Sigue leyendo para aprender más sobre las diferentes formas de hacerlo.

¿Por qué deberías controlar tu frecuencia cardíaca?

Tu frecuencia cardíaca es un buen indicador de cuánto esfuerzo estás haciendo en un entrenamiento. Mantener el dedo en el pulso debe formar parte de cualquier entrenamiento.

Los atletas de resistencia, en particular, confían en su pulso de entrenamiento como un indicador de su nivel de condición física. Los entrenamientos a diferentes intensidades son esenciales para avanzar y progresar. El entrenamiento a intervalos (períodos cortos de esfuerzo moderado en la zona aeróbica que se alternan con períodos cortos por encima del umbral anaeróbico) es una excelente manera de acelerar y desarrollar la resistencia. 

Frecuencia cardíaca y pulso: ¿Cuál es la diferencia?

Hay dos números esenciales a la hora de medir la frecuencia cardíaca: la frecuencia cardíaca en reposo y la frecuencia cardíaca máxima. La frecuencia cardíaca en reposo es el valor medido en un estado de reposo, sin ningún esfuerzo físico. Si se encuentra en buen estado de salud, generalmente será entre 50 y 100 pulsaciones por minuto. Si estás extremadamente en forma, incluso podría ser más bajo. La frecuencia cardíaca máxima son las pulsaciones por minuto medido con el esfuerzo máximo. Una regla general simple para calcular esta cifra es restar su edad de 220. Se pueden obtener valores más precisos tomando lecturas de su propio ritmo cardíaco o sometiéndose a una prueba de rendimiento. 
Hombres 220 – edad – Mujeres 226 – edad.

  • Revisando tu pulso en tu muñeca

Este método implica controlar tu pulso en el interior de su muñeca con el pulgar. Presiona ligeramente debajo de la articulación de la muñeca con el dedo índice y el dedo del medio. Cuenta las veces que tu corazón late en un período de 15 segundos y luego multiplique este valor por cuatro para encontrar la cantidad de latidos por minuto. 

  • Controla el pulso en tu cuello

Puedes controlar el pulso en el cuello colocando el dedo índice y el dedo del medio en el hueco entre la tráquea y la parte más gruesa del cuello. Presione suavemente. Cuenta cuántas veces late tu corazón en un período de 15 segundos y luego multiplica este valor por cuatro. Las personas a menudo pueden detectar su pulso más fácilmente en el cuello.

  • Monitorización de la frecuencia cardíaca con una correa para el pecho.

Los electrodos en la correa para el pecho miden los impulsos eléctricos emitidos por el corazón que late y el diferencial de voltaje resultante entre los lados izquierdo y derecho del cuerpo. Los datos recopilados por la correa se transmiten de forma inalámbrica a un dispositivo compatible, por ejemplo, un monitor de frecuencia cardíaca. Dado que los electrodos deben estar lo más cerca posible del cuerpo, las correas para el pecho de alta calidad generalmente están hechas de tela suave. Si el sensor de frecuencia cardíaca no parece funcionar correctamente, puede ayudar humedecer la correa del pecho con un poco de agua. Nosotros te recomendamos el monitor de frecuencia cardiaca HRM-RUN que podrás ver en detalle desde nuestra web.

  • Monitorización con un smartwatch.  

Los relojes deportivos tienen sensores ópticos integrados en su reverso que monitorean la frecuencia cardíaca. Estos sensores usan LED y fotodiodos. Los LED iluminan la piel con una profundidad de unos pocos milímetros, donde la sangre la refleja. Usando información sobre esta luz reflejada, el reloj calcula la velocidad de flujo del volumen sanguíneo y, por lo tanto, su frecuencia cardíaca. Los dispositivos de actividad inteligentes como el vívosmart 4 o el vívomove HR están diseñados para controlar su estado de salud a largo plazo, así como para controlar la frecuencia cardíaca durante los entrenamientos o la vida diaria. Suben datos a la aplicación Garmin Connect para que pueda revisar tus cifras y utilizarlas como base para optimizar tu régimen de entrenamiento. 

Share.