Ajuste y cuidados para los dispositivos ponibles de Garmin

Todos los dispositivos ponibles de Garmin están diseñados para personas que llevan un estilo de vida activo y, además, se fabrican pensando en la fiabilidad, la comodidad y el estilo. Para sacar el máximo partido a tu dispositivo, sigue estas sugerencias para un ajuste cómodo y unos cuidados adecuados para tu reloj.

Ajuste del dispositivo

Es importante que lleves puesto tu reloj o pulsera de Garmin de modo que no quede ni demasiado suelto y demasiado apretado. Si te resulta incómodo o te causa rozaduras, prueba a apretar o aflojar la correa. Algunos relojes de Garmin están equipados con sensores de frecuencia cardiaca a través de la muñeca. Es posible que tengas que apretar la correa un agujero más durante las sesiones de entrenamiento para garantizar que el reloj esté en contacto con la parte superior de tu muñeca. Para que resulte cómodo, puedes aflojar la correa después de la sesión de entrenamiento. El agua y el sudor también pueden causar irritación. Asegúrate de que el reloj y tu piel están secos cuando hayas completado la sesión de entrenamiento.

Cuidados del dispositivo

También es una buena idea retirar periódicamente el dispositivo y limpiarlo en profundidad con agua tibia para eliminar la suciedad y los restos de jabón que se acumulen. Evita utilizar jabones o productos de limpieza que puedan irritar la piel o dañar el reloj.

Garmin ha utilizado materiales como el acero inoxidable y el poliuretano termoplástico (TPU) durante varios años y las evaluaciones y el historial han demostrado que estos materiales son aptos para el contacto con la piel. También se ha demostrado que otros materiales, como la silicona, son aptos para el contacto con la piel. Al seguir estos sencillos pasos queda garantizado el máximo rendimiento esperado del dispositivo.